¡¡¡Vacaciones!!! Pero, ¿Qué hacemos con el perro?

Bueno, aprovechando que estamos a 1 de agosto os voy a hablar de lo que podemos hacer con nuestro perro a la hora de preparar las ansiadas vacaciones. Creo que la primera opción debería ser siempre llevárnoslo con nosotros, porque es uno más y también se merece unas vacaciones y porque en ningún sitio va a estar como en casa. Dicho esto, os comento que cada día son más los hoteles, apartamentos, casas rurales y demás opciones de alojamiento que admiten animales. Incluso hay ya un buscador especializado. Además, como cada año la Fundación Affinity edita su guía para viajar con animales de compañía, donde encontraremos un montón de alojamientos a los que podemos ir con nuestra mascota. Si aún así no podemos o no queremos viajar con él, tenemos varias posibilidades. La tradicional era llevarle a una residencia donde normalmente el perro perdía peso y alegría dado que eran sitios donde los pobres se hacinaban y difícilmente salían a dar paseos. Hoy en día las residencias han cambiado mucho (no todas, hay que molestarse en investigar un poco) e incluso algunas disponen de webscam donde podemos ver cómo están los perros en directo. Recomiendo que antes de dejar al perro en una residencia nos informemos bien de cómo les tratan (no hay nada mejor que los comentarios de otros clientes para hacerse una idea), nos acerquemos a verla e incluso llevemos al perro para que no le resulte raro ir allí. Además, así le familiarizamos con el entorno y tiene ya una prueba de que le llevamos de regreso a casa. Igual que para nosotros miramos y remiramos el hotel, la zona, el sitio al que vamos, debemos hacer lo mismo con nuestro perro. Él se merece que en nuestra ausencia esté en las mejores manos posibles.

Otra opción más reciente es dejarle en casa y contratar un servicio de canguro. Lo bueno de esta situación es que el perro se mantiene en su entorno, aúnque tiene que lidiar con una persona nueva. Lo ideal es que esta persona aparezca antes por casa, para ir familiarizándose con el perro y para poder resolver posibles dudas o requerimientos especiales que tengamos. No suele salir más caro que la residencia y para el perro es mucho menos estresante. Debemos buscar bien e informarnos antes de dejar a nuestro perro en su compañía.

Por último, comentaros que desgraciadamente el verano y sus vacaciones suele coincidir también con un máximo de abandono de animales de compañía por propietarios irresponsables que no pensaron que ese peluchín sería algún día un adulto con sus necesidades. Debemos ser conscientes de que un perro vive más de 10 años, a través de los cuales nuestra vida puede cambiar, pero no por ello él debe sufrirlo. El abandono no es una opción, supone casi la muerte segura de nuestro animal. Por lo que antes de hacernos con uno debemos pensar en todas las posibles situaciones que tendremos en un futuro y si no podemos tenerle, no lo tengamos. Porque como decía aquella campaña…»Él nunca lo haría»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s