Qué hacer en caso de…Primeos Auxilios Perrunos

Este fin de semana he asistido a un curso de primeros auxilios para perros y gatos y quería compartir con vosotros lo que he aprendido, al menos la parte teórica, porque practicar a través del blog nos va a resultar complicado. A ver si encuentro algún video para que se entienda mejor.

Como en los primeros auxilios en humanos, lo más importante ante una situación así es mantener la calma. Tenemos que considerar la seguridad personal como primordial, ya que puede que seamos los únicos enterados del suceso. Si nos ocurriera algo, estaría perdida la víctima y puede que nosotros también. Es altamente recomendable guardar el teléfono de urgencias de nuestro veterinario en un lugar claramente visible, bien en nuestra agenda del móvil, en la nevera, en la guantera del coche,… Si podemos llamar al veterinario y exponerle el caso estamos ganando unos minutos valiosísimos en caso de vida o muerte de nuestra mascota. Porque así le podemos avisar y puede preparar ya sea el quirófano o el material que vaya a necesitar. Además, debemos seguir las instrucciones que nos ofrezca el veterinario antes de llegar a la clínica.

El botiquín básico que debemos tener se compone de:

  • Suero, para lavar o limpiar
  • Alcohol y agua oxigenada
  • Gasas, esparadrapo y algodón
  • Guantes desechables
  • Venda de algodón y cohesiva
  • Jabón desinfectante (mejor que el Betadine, que reseca mucho la piel)
  • Jeringuillas y agujas estériles
  • Spray antiparasitario
  • Medicamentos prescritos por el veterinario
  • Termómetro digital

Entre los principales riesgos que nos podemos encontrar están:

  1. Golpe de calor: Más propensas las razas braquicefálicas (Bóxer, Bulldogs,…)
    • ¿Qué hacer? Mojarlo, haciendo hincapié en la zona del cuello y debajo de las axilas. Poner hielo en la zona del puente (entrecejo). Darle agua en pequeñas cantidades, pero a menudo.
    • Prevención: Ofrecerles ventilación, sombra, agua limpia y fresca. En días calurosos, utilizar bebidas isotónicas, mejor de naranja, que son más dulces (siempre que el perro no tenga problemas de diabetes). No hacer ejercicio en horas de calor. Buscar las horas más frescas para darles de comer.
  2. Envenenamiento
    • Hay muchos alimentos que son veneno para los perros. Por ejemplo, el chocolate con 6 gr por Kg de perro es suficiente para matarlo. También muchos de nuestros medicamentos, como el paracetamol. En estos casos, si descubrimos a nuestra mascota dándose un festín, hay que tratarlos con Carbón activo (de venta en farmacias) y llamar al Instituto Nacional de Toxicología (91 562 04 20).
    • En el caso de los alcalis (lejías, limpiadores,…) lo más importante es que NUNCA, NUNCA, debemos provocar el vómito. Ya que al ser abrasivos doblaríamos las consecuencias. Debemos dar leche o agua y acudir urgentemente al veterinario.
    • También debemos tener cuidado con las plantas ornamentales, dado que pueden ser tóxicas para ellos. En el caso de las semillas de albaricoque y melocotón el problema está en que pueden atragantarse.
    • La pasta de dientes y el enjuague bucal humano. Usar únicamente productos para mascotas.
  3. Electrocución
    • Primero desconectamos el aparato. Después alejamos al animal con algo aislante (madera o plástico). Si el perro no respira, le realizaremos una RCP
  4. Quemaduras
    • De Primer Grado: Sumergimos la parte quemada en agua fría durante unos minutos. Colocamos paños o gasas húmedas estériles. Contactar con el veterinario.
    • De Segundo Grado: Sumergimos en agua fresca. Aplicamos paños o gasas húmedas. NO ROMPER NUNCA LA AMPOLLA. Cubrir la zona afectada y llevar al veterinario.
    • De Tercer Grado: No aplicar agua ni medicamentos. Si llevaba algo puesto, no intentar quitárselo, pues podríamos arrancar parte de piel. Sobreponer paños estériles. Llevar al veterinario.
  5. Fracturas
    • ¿Qué hacer? Detener la hemorragia (si la hubiera). Limpiar y cubrir. Confinarle para que se mueva lo menos posible.
    • En caso de atropello: Hablar con suavidad. Usar bozal (aunque sea nuestro perro, si tiene dolores puede mordernos). No girar el cuello del animal, cabeza extendida. Moverle y movernos con lentitud. NO LEVANTARLE, le arrastraremos sobre una superficie recta y estable (si no la tenemos, dar soporte al cuello y la espalda). Mantener caliente con mantas.
  6. Luxaciones
    • ¿Qué hacer? Detener las hemorragias si existiesen y cubrirlas con gasas estériles. Confinar al animal. No permitir que las articulaciones carguen peso. Mantener caliente con mantas.
  7. Reacciones alérgicas
    • ¿Qué hacer? Detectar la sustancia que lo causa y retirar. Si se produce por parásitos, usar productos específicos. Si la reacción es por collar antiparasitario o alguna sustancia de contacto, bañaremos rápidamente a nuestro animal con agua fría ¡NUNCA CALIENTE!
    • Tras una picadura de pulga o garrapata debemos llevar al animal al veterinario. Tendremos que hacerle una analítica, transcurridas unas semanas, para comprobar que no le ha transmitido ninguna enfermedad.
    • Shock anafiláctico: Recabar toda la información posible que podamos darle al veterinario. Llevarlo al veterinario URGENTEMENTE. Aplicar Urbasón (si sabemos inyectarlo).
    • Picadura de Procesionaria: Actuación urgente. Trabajar con guantes. Normalmente suelen intentar comérselas o las tocan con el hocico, por lo que con agua templada retiramos la baba de la lengua. Mucho cuidado, porque es muy doloroso y podría mordernos. Llevar al veterinario urgentemente.
  8. Congelación e hipotermia
    • Examinar: Punta de las orejas y del rabo. Extremidades.
    • ¿Qué hacer? Llevarlo a un lugar cálido. Tapar con mantas. El cambio de temperatura debe ser gradual. NO VERTER AGUA CALIENTE.
  9. Heridas
    • ¿Qué hacer? Uso de bozal. Detener la hemorragia haciendo compresión. Comprobar la presencia de cuerpos extraños. Irrigar la herida con suero. En caso de herida abierta, cubrir con vendaje. Si es cerrada, vendar y llevar al veterinario. Mantener al animal caliente.
    • Si tiene algo clavado: No tocar la herida ni el cuerpo extraño. Irrigar con suero. Mantener caliente y llevar al veterinario URGENTEMENTE.
  10. Hemorragias
    • ¿Qué hacer? Si no hay restos, presionar la zona. Si los hay, NO TOCAR. Utilizar vendaje compresivo y acudir al veterinario.
    • Si sangran las OREJAS: Limpiar la zona, hacer compresión, colocar diadema elástica y vendar.
    • Si sangra la LENGUA: Colocar la cabeza hacia abajo.
    • Si sangra la NARIZ: Colocar paño frío sobre el puente. Ni taponar ni comprimir.
    • Si sangra por los OJOS: Colocar compresa fría sobre los ojos.
    • Si sangra una UÑA: Si está completamente rota: Lavar con agua y jabón. Hacer compresión con una gasa. Si la uña no se ha roto, acudir al veterinario.
  11. Asfixia 
    • ¿Qué hacer? Permitir una postura cómoda. Ayudar con una mascarilla de oxígeno. Si la respiración se detiene, realizar RCP
  12. Ingestión de objetos
    • ¿Qué hacer? No provocar el vómito. Acudir al veterinario.
  13. Reanimación cardiopulmonar (RCP)
    • ¿Qué hacer? Colocar sobre el costado derecho. Realizar respiración artificial: Soplar por las fosas nasales (tapando los belfos). Masaje cardiaco sobre las costillas y comprimiendo el tórax. Ejercer 15 compresiones seguidas. Parar, comprobar si hay pulso. Contactar con el veterinario. El masaje se realizará durante 20 minutos. (Pincha aquí para ver video).
    • La RCP se hará únicamente en animales que no tengan pulso, por lo que es muy importante saber localizarlo (en las almohadillas, en el cuello, en el muslo). También comprobaremos que tiene las vías aéreas despejadas antes de hacer las insuflaciones.
  14. Torsión-Dilatación gástrica
    • Síntomas: Babeo excesivo. Dolor. Aumento del tamaño del abdomen. Timpanismo.
    • Muy peligroso, sólo sobrevive entre un 30-40 % de los casos.
    • Prevención: Nunca dar de comer o beber antes de pasear. Repartir la comida en 2 ó 3 tomas diarias.
    • ¿Qué hacer? Si no puede moverse, manejarlo con cuidado. Trasladarlo al veterinario URGENTEMENTE.

    Si os habéis quedado con ganas de más, os animo a que participéis en los próximos cursos que se hagan sobre primeros auxilios. Es muy importante saber actuar en caso de necesidad. Y ante todo, esto son únicamente PRIMEROS AUXILIOS, es el veterinario el encargado de atender a nuestras mascotas y decidir que se debe hacer para su recuperación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s