¿Perro reactivo? Cómo conseguir que tu perro deje de ladrar a todo. Parte III

(Este artículo forma parte de una serie de 3, para leerlos en orden: Parte I y Parte II)

Es hora de enfrentar la realidad. Después de unas semanas en una burbuja, rebajando niveles de ansiedad, evitando el contacto con aquello que le asusta, ha llegado el momento de trabajar en serio para solucionar el problema.

Imagen de meanspirited.net

Imagen de meanspirited.net

¡Hora de romper la burbuja!

Ten en cuenta que deberás ser un auténtico héroe para él. Si ves que alguien se quiere acercar a saludar a tu perro y a él le da miedo, no temas echar a esa persona y a su perro. Es muy fácil que te estropeen mucho tiempo y esfuerzo porque alguien con un perro simpático considera que se puede acercar a cualquiera. La campaña de Yellow Dog Project está intentando instaurar el lazo amarillo como indicativo de perro con necesidad de espacio. Puedes imprimirte unos carteles y repartirlos por el barrio y en tu veterinario. Así cuando os vean por la calle con el lazo amarillo, sabrán que no deben acercarse. Pero aún así, no tengas miedo a salir en defensa de tu perro y de todo tu esfuerzo diario 😉

¡A trabajar!

Para meternos en faena deberás tener muy claro a qué distancia tu perro reacciona y empezar a trabajar desde un espacio un poco más amplio. Vas a necesitar controlar muy bien la distancia hasta el objeto que le asusta y el tiempo que lo va a estar viendo. Una vez que controles este punto, puedes poner en práctica estos ejercicios:

  • Busca: Como ya has practicado mucho en casa con él los juegos de búsqueda, te será sencillo empezar a usarlos en la calle. Funciona muy bien porque a tu perro le relaja/entretiene en presencia de lo que le asusta y para otros perros es una señal de calma (olisquear el suelo). Una búsqueda rápida en presencia de otro perro y seguir con el paseo. Ejercicio sencillo y muy recomendable.
  • Mira: Es el momento de empezar a usarlo. Ya hemos visto que en casa nos hace caso, pues comenzaremos a utilizarlo si vemos un perro, pero también en otros momentos que queramos captar su atención. Recuerda premiarle inicialmente con algo muuuuy rico.
  • Deja: Se refiere a dejar de mirar, atender o interesarse en aquello que le asusta. Como cuando se lo enseñamos con la comida, pero para «cosas» que le asustan. Primero debemos empezar con perros/personas que le gusten y a la distancia que él pueda gestionar, para luego ir aumentando la complejidad hacia perros/personas desconocidas recortando distancias. En este vídeo de Emily Larham puedes aprender cómo hacerlo paso a paso.  Recuerda que siempre trabajamos con prevención. Si tienes la más mínima duda de que tu perro puede llegar a morder, utiliza un bozal y mantén las distancias.
  • Vamos: Es otro de los ejercicios de deberemos poner en práctica en la calle y no sólo cuando lo necesitemos de verdad, si no que debemos acostumbrar al perro a que nos siga a la orden en cualquier momento. No únicamente como indicativo de que se acerca algo que no le gusta. Si ves que en la calle te cuesta, vuelve a practicar en casa hasta que consigas que te siga perfectamente.

Utiliza los recursos que te ofrecen

Es cierto que en la calle todo va a ser mucho más complicado y difícil de manejar, por eso debes aprovechar aquello que se te ofrece: coches, bancos, papeleras, setos,… empezarás a ver la calle como una sucesión de escondites, atajos y sitios por los que conseguir sortear dificultades. No vayas por sitios muy transitados ni a horas punta, procura adecuar los paseos a lo que tu perro pueda soportar, por zonas más tranquilas y que te permitan escapar de «peligros». Recuerda que lo mejor es que el perro vaya lo más alejado posible de lo que le activa, para ello no dudes en ponerte tú en medio. Olvídate de que el perro debe ir a la izquierda o a la derecha de ti, es un paseo, no estáis concursando ni nadie va a valorar vuestro «Fuss». Si te acompaña alguien, mejor aún para que os interpongáis entre lo demás y él. No podrás dejar de ser un radar, pero aprovecharás lo que te encuentres en la calle para ayudar a tu perro a superar sus miedos.

Ejercicios

Una vez que tenemos un control excelente sobre el perro y que mantenemos bajo control las situaciones, llega el momento de practicar ejercicios con él para que vaya enfrentándose a sus miedos poco a poco.

En el caso de reactividad hacia otros perros, se pueden realizar trabajos de:

  • Caminar en paralelo con el otro perro: Dejaremos la distancia necesaria para que el perro no se altere. Si ponemos gente entre medias, será más fácil para el perro reactivo.

    Imagen de bad-dogs-gone-good.com

    Imagen de bad-dogs-gone-good.com

  • Pasear detrás del perro neutro.

  • Realizar paseos en círculos, manteniendo distancias. Los perros educados nunca se aproximan en línea recta, por eso las aproximaciones en círculo les ayuda a manejar situaciones reales. (En la imagen se puede ver cómo utilizan las curvas)

  • Es importantísimo que si se decide hacer esto por cuenta propia se elijan perros extremadamente tranquilos y que sepamos que no van a interactuar con nuestro perro incluso si nos pasamos y les ladra.

También funcionan muy bien los ejercicios tipo slalom casero en presencia de otros perros, realizar comandos básicos (sienta, tumba, dame la patita,…).

Recuerda que vamos a trabajar siempre sobre distancias, tiempo de exposición y refuerzos positivos. Tiempos muy cortos, en torno a los 5 minutos. Haciendo sesiones de 3-4 repeticiones con tiempos parecidos o superiores de descanso (búsquedas, juegos, caricias,…).

Otra forma de ayudarles es con la técnica BAT, en la que vamos a premiar aquellos comportamientos normales del perro que consideremos adecuados en presencia de lo que le asusta. Es decir, si te encuentras a una distancia a la cual tu perro es capaz de mirar a otro perro y no ladrar, le dices «muy bien», le premias alejándote de lo que le asusta y después le das un trocito de comida. Aquí te dejo más información sobre la técnica de Grisha Stewart. Es genial porque no entretenemos al perro en presencia de lo que le altera, si no que él mismo ofrece comportamientos adecuados que premiamos según nuestro criterio.

Imagen de empoweredanimals.com

Imagen de empoweredanimals.com

Debemos buscar situaciones en las que controlemos todo y podamos ofrecerle al perro aquello que sea capaz de gestionar, para que poco a poco pueda superar momentos más complicados.

Imagen de luckydogsportsclub.com

En la vida real es difícil controlarlo todo, por lo que si te ves de lleno en una situación que no puede gestionar, utiliza las herramientas que tienes («vamos», «mira», búsquedas,…) para intentar sacarle de ahí. Como última opción, está la de arrastrarle directamente. Es mejor que le saques de una situación mala que dejar que siga alterándose. Con decisión y por supuesto sin regañarle.

Al final del todo

Si a pesar de poner en práctica todo lo que hemos visto a lo largo de estos artículos descubres que no puedes hacer nada más para ayudar a tu perro, quizá deberías plantearte trabajar con un profesional. Ten en cuenta que el camino será largo y duro, que habrá días en los que parece que te echan todo por tierra y otros que tu perro ya no tiene problemas. Lo cierto es que los problemas de comportamiento requieren mucho trabajo, persistencia y empatía. Pero ver feliz a un perro que antes vivía agobiado, eso, es una recompensa impagable.

Si tienes alguna duda adicional o quieres contarnos tu experiencia, déjanos un comentario.

10 comentarios en “¿Perro reactivo? Cómo conseguir que tu perro deje de ladrar a todo. Parte III

  1. Pingback: ¿Perro reactivo? Cómo conseguir que tu perro deje de ladrar a todo. Parte II | Canescool

  2. Me ha parecido muy interesante el artículo pues en mi caso tengo un schnauzer de cuatro meses que no gestiona bien esos estímulos. Me gustaría saber si con paciencia trabajo etc, se llega a conseguir que el perro pueda pasear tranquilo junto con otros perros. Gracias

  3. Hola!

    Muchísimas gracias por el articulo.. Me esta sirviendo mucho…
    Tengo un perro macho, cruce de aguas con pastor catalán, bastante reactivo con perros y con personas…y ya ha mordido..
    Y me he puesto manos a la obra para corregirnos las malas conductas y hábitos…
    Y quería preguntarte si me recomiendas castrarle.

    Gracias de nuevo !

  4. Hola yo tengo tres perritas una es la mama y las otras dos son las hijas, pero una de ellas cada q vamos de paseo y ve venir empieza a llorar y la otra comienza a ladrar contra el perro q va al otro extremo, ni siquiera va cerca de ellas y si hay alguno cerca de nosotros la hermanita si c avienta a tirar una pequeña mordida, estoy desesperada, sobre todo esto lo hacen cuando voy yo sola con ellas x q cuando va mi esposo no son tan reactivas

  5. Hola, tengo un perro, macho de 10 meses que hasta ahora siempre se relacionó bien con.los otros perros pero de repente, sin que haya pasado nada que hayamos visto ha empezado a ladrarles como loco, sobre todo a los machos. Mi pregunta es si el castrarle puede ser una opción que le ayude. Gracias.

  6. Hola, gracias por esta oportunidad de contarles nuesta preocupación. Tengo dos perritas salchicha, la madre de 3 añitos y a su hijta de 10 meses. Ambas son muy buenas entre ellas, con la gente, Se dejan bañar, son buenas con el veterinario. La mamá tal vez es un poquito mas miedosa pero buenísima, pero sobre todo la chiquita, que no tiene ningún miedo y es muy mansa al momento de vacunarla o cortarle las uñas. Pero es por ella que hago mi consulta, hace un tiempo noto que cuando está en la calle, por supuesto siempre sujeta con su correita, o actualmente que la llevo a al playa, cuando pasa un perro cerca o lo vé a distancia se vuelve loca, comienza a ladrar de manera desesperada y sólo logro calmarla cuando el perro se aleja o yo la alejo a ella de la situación. Es muy angustiante, y aunque me encanta sacarlas a pasear, esto ya se está volviendo muy difícil. Desde ya, les agradezco cualquier ayuda que puedan darme. Saludos cordiales

  7. Intentaré aplicar estos consejos ya que no puedo permitirme un profesional estoy desesperada con mi perrita ya tiene 5 años y salir de paseo es super angustioso vuelvo a casa con ganas de llorar de impotencia no sé qué le pasa la relaciono desde pequeñita sale de paseo desde bebe me la dieron con 90 días y ya de bebé reaccionaba mal con perros y personas intento corregirla pero no debo hacerlo bien estoy desesperada la verdad. se que no es solución pero hay días que me dan ganas de no sacarla a la calle para evitar la situación vuelvo muy angustiada y triste

  8. Buenas tardes
    Tenemos dos perras, esterilizadas ambas, que han empezado a pelearse. Una es muy celosa y miedosa y a la otra, que es mas grande se le ha acabado la paciencia. La mas pequeña, la celosa, sale mal parada.
    Vamos a optar por separarlas para no correr más riesgos pero nos gustaría saber si este problema tiene solución. Hasta ahora las dejábamos solas sin problemas

  9. Hola me resultaron muy útiles sus artículos. Vivo en Montevideo, Uruguay quisiera saber si uds. conocen entrenadores que trabajen su método. Gracias, pondré en práctica sus consejos .
    Margarita.

  10. Mi perro es adoptado es de la perrera de Málaga no le gustan que se acerquen a el otros los perros lleva con nosotros un año y tenemos otro perro y se ignoran el pobrecito no sabe ni jugar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s