De como engancha el juego

El juego es muy importante porque nos permite crear un buen vínculo con nuestro perro, es un motivador muy fuerte a la hora de trabajar con él. De hecho, actualmente el ejército y los cuerpos del Estado preparan a los perros de trabajo con mordedores. Y os voy a revelar algo, para todos aquellos que pensáis que los perros detectores son unos yonkies, en realidad tenéis razón, porque son unos auténticos enganchados…¡a su mordedor! Se les enseña desde pequeñitos a desvivirse por él y así es como consiguen desde detectar drogas o explosivos hasta personas bajo escombros. De ahí la importancia de que sepamos utilizar muy bien el juego como un motivador más para trabajar con ellos.

Existen distintos tipos de juguetes en el mercado y deberíamos usarlos todos. Vamos a verlos:

Tipo Kong: Para mordisquear durante largos periodos. Son muy resistentes y se pueden rellenar, por lo que son fantásticos para jugar durante horas. Deberían ser los comederos para los cachorros. Si tienen que ganarse la comida de esta forma nos aseguramos que estén entretenidos durante horas. Os recomiendo que compréis los originales, ya que los de los chinos serán más baratos, pero no tan resistentes y pueden tener componentes peligrosos para los peques. Hay que vigilar que no se haga pedacitos que el perro pudiera tragarse. No hay nada mejor para mordisquear durante horas. El truco para que funcione bien es que tienen que rellenarse con algo que caiga rápido (así enganchamos al perro), algo que cueste sacar un poco, que tenga que roerlo, y algo que no pueda sacar, para darnos la oportunidad a nosotros de quedar como sus héroes al ayudarle a obtenerlo. Además así no pierde nunca el interés.

Mordedores: Para jugar al tira y afloja. No recomiendo los típicos de hilos, porque se sueltan y el perro acaba comiéndoselos. Lo ideal es comprar un mordedor tipo OCI para que el perro disfrute y nosotros no tengamos que preocuparnos. Es un juego que les encanta, aunque tiene que saber hacerse. Con los cachorros tenemos que tener cuidado porque tienen los dientes provisionales y no podemos hacer mucha fuerza. Además, es un juguete que nos pertenece, no debe dejarse para que juegue el perro solo. Jugamos nosotros con él y debe soltarlo a la orden. Para muchos perros es más motivante que la comida, así que imaginad todo lo que podéis conseguir de él si le enseñáis a trabajar por juego. Tenemos que presentárselo en plan «presa», algo que se mueve por el suelo, cerca del perro, pero que no llega a coger, para motivarle. Después le permitimos que lo coja y tiramos de él. Para facilitar que lo suelte, al principio podemos enseñarle algo de comida. Es un juego muy estresante para el perro, asíque deberemos tener tiempo para relajarle después.

Pelotas: Lo ideal es que juguemos con dos pelotas, de forma que lo convirtamos en un juego de cooperación. Evitaremos así que el perro cobre la bola y se la quede para sí. Hay que tener cuidado para no estresar al perro con este tipo de juego. Siempre tiene que ser una actividad entre otras muchas y no que únicamente juguemos con nuestro perro con la pelota. Tiramos una, cuando la coge, le llamamos y le lanzamos la otra. Tenemos que hacerle ver que la que tenemos nosotros es siempre la más divertida.

Juegos de estimulación mental: Tipo Nina Ottosson. Son los más recientes. Se pueden hacer caseros si no queremos hacer tanta inversión, sólo necesitamos imaginación y ganas de pasarlo bien. Con ellos motivamos al perro a resolver problemas, primero lo más sencillo posible para ir aumentando la complejidad. Vamos a enseñar al perro a que se concentre durante largos periodos de tiempo en uno o varios sentidos (olfato y vista). Un perro al que se le da la oportunidad de utilizar su olfato de un modo activo y concentrado se siente bien, gana en confianza y conseguimos mejorar su vínculo con su dueño.

No sólo tenemos que cansar al perro con el juego, si no que tenemos que disfrutar de él y ofrecerle otro tipo de estimulación, que se canse también mentalmente. Así tendremos un perro sano, equilibrado y feliz.

2 comentarios en “De como engancha el juego

  1. Pingback: ¡Señor, su perro está estresado! | Canescool

  2. Pingback: Carta de un perro a los reyes magos… | Canescool

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s